DISCURSO DE CARLOS GUERRERO EN LA CONVOCATORIA ANUAL DE LAS FUNDACIONES IBERCAJA Y CAI

El pasado 6 de junio, con motivo de la Convocatoria Anual de las Fundaciones Ibercaja y CAI, Carlos Guerrero pronunció un breve discurso, en nombre de las entidades sociales, en el Patio de la Infanta.
Agradeció a Juan Carlos Sánchez y a María González, directores de las respectivas Fundaciones la decisión de nombrarle para representar al movimiento social y, señalamos las claves del discurso.
Previo saludo a los allí presentes y agradecimiento a las dos Fundaciones CAI e Ibercaja, por  la oportunidad que le brindaron, manifestó que el movimiento allí reunido es el responsable del rescate de la igualdad y de las oportunidades.
Hizo un recorrido por la historia de La Fundación Los Pueyos, centrada en la persona «individuo«y por tanto en las «diferencias«, añadió que: «todos somos diferentes y a la sociedad le dan miedo las diferencias» y, recordó que, los centros de educación especial fueron, en los años setenta, los primeros promotores de prácticas «inclusivas«. 
No olvidó a su equipo, las personas atendidas, los profesionales y los empleos protegidos, los empresarios responsables, así como a las familias implicadas. Habló de voluntad y consciencia para conseguir los fines y señaló que, «cada vez que hay una necesidad no satisfecha entra en sospecha la justicia social«.
Finalmente, destacó la función de las Fundaciones CAI e Ibercaja, a quienes denominó garantes del soporte económico y agradeció públicamente su ayuda a conseguir una sociedad más justa y dar oportunidades, junto al reonocimiento del movimiento social.